EVERYBODY SHOULD BE FEMINIST (2018)

En 2017 la cadena de tiendas de ropa Stradivarius, perteneciente al grupo INDITEX, lanzó a la venta una camiseta con el mensaje ‘Everybody should be feminist’.

Esta prenda tuvo mucho éxito entre un público de edades muy diversas, y las redes sociales se impregnaron con imágenes de ella, gracias a las influencers de moda que crearon una promoción masiva.

INDITEX es la multinacional española con más popularidad por antonomasia, fundada por Amancio Ortega, propietaria de las marcas Zara, Pull&Bear, Bershka, Oysho, Stradivarius, y muchas más, conocidas por ser tiendas de fast fashion.

Desde los inicios de la compañía ningún medio se ha preocupado por los sucesos que ocurren al otro lado de INDITEX: la desigualdad y explotación laboral que sufren todos sus trabajadoras y productoras en países tercermundistas con sueldos que les mantienen en situación de pobreza extrema.

En este foto montaje se superponen los dos lados: el de las consumidoras y el de las productoras, y cómo el feminismo de las primeras olvida a las segundas.

La prenda deja ver lo que el resto parece olvidar.